Pedro Arriola y José Juan Toharia sobre el 20N

Ya es martes y la resaca electoral empieza a superarse en todo el mundillo político. Como toda resaca, con cierto sufrimiento que se manifiesta, sobretodo, en forma de suposiciones y ocurrencias varias que quieren vendernos como análisis y en todólogos que pretenden hacerse pasar por expertos en comportamiento electoral.

Entre tanto material prescindible circulando por periódicos, radios, televisiones y redes sociales, también nos podemos encontrar con alguna excepción realmente interesante. Es el caso de esta sesión del Foro Nueva Economia que se ha celebrado en Madrid a poco más de 24 horas de las elecciones con el sociólogo Pedro Arriola (asesor demoscópico del PP) y José Juan Toharia (sociólogo y presidente de Metroscopia). Dos expertos en la materia, con décadas de experiencia y un conocimiento del escenario político y sociológico español envidiable.

Debate sobre el Resultado de las Elecciones Generales 2011 en el Fórum Europa

Como dura una hora, algunos apuntes interesantes que comentan:

1) Continúa el esquema de techos y suelos de voto presente en la política española desde 1996: El PP cuenta con alrededor de 10 millones de votos (de 9,5 a 10,8 aproximadamente) con un alto grado de fidelidad que se ha mantenido en mayorías absolutas (2000 y 2011), mayorías simples (1996) y derrotas (2004 y 2008). En cambio el PSOE tiene la capacidad de superar los 11 millones de votantes (como en 2004 y 2008) agrupando un voto que es más proclive a castigarles huyendo hacia otras opciones o hacia la abstención (y provocando que el nivel de voto del PSOE caiga a los 7 millones)

2) El resultado no es sorpresivo, sino previsible desde hace meses, y la campaña no ha tenido un efecto destacable ya que no ha podido cambiar la tendencia. El debate acabó con la campaña presidencialista que buscaba Rubalcaba y Rajoy consiguió no entrar en el tema de ETA. El PSOE consiguió aumentar su tasa de fidelidad de forma tímida hasta cerca del 50% (partiendo de cifras más cercanas al 45%).

3) La situación económica y, sobretodo, el aumento sostenido del paro explica el castigo al PSOE, quien perdió el voto de su electorado más pragmático (ya que las medidas que tomaban no funcionaban) y de su electorado más ideologizado (ya que las medidas anunciadas a partir de mayo de 2010, además de no funcionar, iban frontalmente contra las ideas fundamentales del partido).

4) La llegada del Partido Popular también era previsible para el electorado (dejando sin efecto el llamado al voto útil para derrotarles que suele darle réditos al PSOE) y generaba indiferencia o incluso esperanza en 4 de cada 10 votantes que expresaban su intención de votar al PSOE el 20N. Difícil apelar al voto del miedo en esas circunstancias.

Pero bueno, mirad el video que seguro que encontráis otros puntos interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>