#Equofacts

Un caluroso día de Agosto, con la rebaja de calificación de la deuda americana en las portadas de todos los periódicos un partido político está a punto de ser el tema más importante del día a nivel español en Twitter. ¿El PP por algunas declaraciones de González Pons? ¿El PSOE por algún golpe de efecto “con R de Rubalcaba”?

Ninguno de ellos. El protagonista del día ha sido Equo, una formación ecologista que pretende entrar en el Congreso en las elecciones de Noviembre próximo. ¿La razón? A las 15.30 publicaba un tweet en el que recordaba el aniversario de la bomba de Hiroshima. Hasta ese punto, nada podía hacer presagiar la “tormenta twitera” que vendría poco después. Ahora bien, desde la formación ecologista sentenciaban: “Hoy más que nunca, #NuclearesNO”.

A las 15.45, un usuario de twitter (@teleoperador) hace una mención jocosa sobre el tweet de Equo recordando al mismísimo Bisbal (Los #Bisbalfacts ya causaron furor durante las revueltas egipcias con sus referencias a la poca gente que había visitando las pirámides).

A partir de ahí, los tweets usando la misma estructura se suceden (algunos más graciosos que otros, ciertamente) ocupando durante todo el día la primera posición como tema del momento (trending topic) en Twitter. Aún así, hasta las 19.17 Equo no responde a la polémica, y lo hace reincidiendo en la comparación y agradeciendo, eso sí, la publicidad.

Ciertamente no es una mala reacción (menos aún comparándola con la reacción de Bisbal, o de Alejandro Sanz a polémicas parecidas). Aún así, tengo la sensación que no han sabido, de momento, aprovecharlo. Hoy, miles de personas han conocido su partido. Mañana, posiblemente, en algunos medios de comunicación tradicionales, aparezcan referencias a este tema. Un partido con muy poca atención mediática cuenta con un momento de gloria y desde las 16 hasta las 19, se echan una “siesta”.

Hay que recordar que hablamos de un partido que ha promovido hashtags en algunos momentos (#somosequo está recogido en su página web). Una opción electoral que busca el apoyo de un sector de población hiperconectado a las redes: jovenes, urbanos y postmaterialistas.

Lo importante no era justificar si la comparación es acertada o no, si debe ser motivo de burla o no. Lo importante era aprovechar el momento al máximo, establecer conversaciones, dar a conocer Equo. Incluso podrían haber elaborado un microsite en la página web que jugando con los #equofacts presente las principales ideas de la formación.

La falta de reflejos de Equo no es un caso aislado. La relación entre los partidos políticos de nuestro entorno y el mundo 2.0 deja mucho que desear. Hace unas semanas, los “hooligans” del PP y del PSOE se enzarzaron en una batalla para situar sus respectivos hashtags como temas del momento. ¿Realmente creen que eso sirve de algo si no se generan conversaciones en torno a ellos?

En los partidos falta una aproximación más profesional a las redes. Falta un uso estratégico de las mismas: con objetivos, planificación, líneas de acción para vertebrar y dinamizar la comunidad; monitorización de las redes, evaluación de resultados, etc.

Y sobre todo, a los partidos les hace falta ser conscientes de una cosa. Hoy en día, en un contexto de saturación de información y contenidos, es difícil que una marca tenga un minuto de atención de los “consumidores”. Si se trata de una marca nueva, más difícil aún. Y tratándose de una marca política, ni qué decir. Por eso cuando se tiene, hay que aprovecharlo al máximo. Estamos en agosto, pueden argumentar desde Equo. Por eso mismo, estamos en campaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>